7 nov. 2011

Musica

Porque me haces volar como nadie lo ha hecho jamás, porque contigo la ley de la gravedad es una falsa realidad. Haces fluir sentimientos que encierro en lo más profundo y siniestro de mis adentros, donde la luz no llega a traspasar a pesar de mil ventanas abiertas. Enciendes mil luces con tu corriente alterna que como una linterna alumbra mis penas.

Me sacias. Me sanas. Me llenas.

Creas en mi situaciones complejas que de otra forma serian incompletas con ciertas notas que notan mis quejas. Corres por mis venas como arroyo que rozo con mis torpes yemas llenas de incertezas por no saber lo que de mi alma se espera.
Por que en ti, y por ti, renazco en mi, lleno de vitalidad, con la fuerza de un animal que de tus notas nunca se saciara, nervioso mientras sus ojos se cierran en un sueño al que se aferran tus versos para abrirse en una infame realidad. Déjalo estar, pasará y tan solo cicatrices reflejarán lo que tu corazón no logro sanar, no luches mas, todo acabara y la música volverá a brotar en cualquier lugar del que tu alma no logre escapar.
Por que eres, has sido, y serás esa llave maestra que toda prisión abrió para dejar libre mi imaginación, y más allá de esta habitación reflejar todo aquello que en mi causa sensación.

Tú me acompañas en mi camino y acompasas mis pasos con tu ritmo.

Tú me relajas y amansas el mal que en mi interior descansa.

Por todo esto que digo es que te escribo y descargo en un papel mi corazón agradecido, pues sin ti, música, mi musa seria rustica en un baile de casino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

no dudes en decir que te parece, que te hace sentir, que te hace pensar...