14 nov. 2014

Tú y Yo

Tengo la sensación de que hoy perderé la razón/
a golpes de locura, y que la cura es tu pasión,/
y cualquier situación que me ate a tu cintura./
Hoy quiero emborracharme en tus labios/
y amanecer abrazado a la luna,/
deshacerme de mi ser entre tus manos/
hasta quedarme con el alma desnuda./
Y yo, tan simple que me desmontan tus miradas,/
tiemblo al notar tus caricias,/
las siento como mías, las recuerdo cada día/
y las guardo bajo la cama/
para que cuando nos de guerra la vida/
podamos atrincherarnos tras las almohadas./
Y puede que hoy se caiga el cielo/
y mañana ya no importe nada,/
o que nuestro fuego haga arder el invierno/
que acecha al fondo de toda mirada./
Quizás encontremos nuestro lugar, bajo las sabanas,/
y allí podamos curarnos a besos las alas/
que hacen que volvemos más allá de los silencios./
Lo único cierto es que sin tus besos no soy nada,/ 
que tu le das sentido a cada sentimiento/ 
hasta convertirlos en algo más que simples caladas...

...cuando llueve en el corazón...

Cuando llueve en el corazón, 
cuando las palabras terminan empapadas cantando canciones de dolor 
con la esperanza de ser escuchadas...

Cuando llueve en el corazón, 
y no valen mil paraguas para protegerse hasta que regrese el sol; 
cuando cada gota es como una puñalada...

Cuando llueve en el corazón, 
cuando la pena termina por mojar tus alas y sale a flote el temor 
mientras la esperanza hace aguas...

Cuando llueve en el corazón, 
cuando duda a duda se forman riadas y no encuentras flotador, 
cuando en la ilusión se forman charcas...

...cuando llueve en el corazón, 
lo mejor es resguardarse bajo una mirada, 
parar el reloj y poner a sacar las ganas.