9 abr. 2012

Despierta

Sal a la calle, deja que la lluvia te moje 
y siente como todo a tú alrededor se disuelve 
ajustando el enfoque.
porque no es oro todo lo que reluce 
ni plata todo lo que te venden; 
no te fíes de las rebajas que comprar tu alma pretenden. 
Se ven desde lejos sus malas raíces 
trepando por las paredes de nuestros sueños.
Pretenden derribar toda esperanza,
arrastrar por los suelos todo por lo que luchamos con tantas ganas,
cada día, a cada aliento y con toda nuestra energía.
Mañana será un nuevo día 
en el que dejaremos atrás nuestra cobardía 
pensando en el presente mientras esos dementes 
se esconden por las esquinas.
correremos por las paredes sin importarnos a quien le pese,
pese a ser terrenales no volveremos a observar inertes 
como sacian sus ansias con cien nuevos ceses 
que solo convienen al mismo de siempre.
hoy nuestro grito retumbará en sus conciencias 
y abatiremos sus muros de indiferencia 
para contagiarlos de lo que más detestan,
el sueño de un mundo sin apariencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

no dudes en decir que te parece, que te hace sentir, que te hace pensar...