7 sept. 2012

Te invito a mis sueños


En mis sueños corro como el viento dejando atrás el lamento. En mis sueños descansa el tiempo y la felicidad se derrama sin remedio.

En mis sueños retraso el amanecer para permanecer a los remos de la luna, en mis sueños vivo una vida como ninguna.


En mis sueños retraso tu recuerdo amarrándome a tú cintura y jugando a la locura me descarto de una mano sin posibilidad alguna.

En mis sueños soy igual que tu, tu igual que él y él igual que aquel... en mis sueños nunca sucede al revés: él es ella y ella es él.

En mis sueños respira madre tierra del abuso robotizado, y los animales son dueños de sus derechos. En mis sueños su dolor es un sueño.

En mis sueños soy dueño de mis pensamientos, no preso de ellos. En ellos las necesidades son justo lo opuesto.

En mis sueños el respeto no está sujeto a un precio, ni la verdad al miedo. En mis sueños la realidad la pintan mis dedos.

En mis sueños lo importante es el camino y el destino un pretexto para caminar contigo. En mis sueños no existe dinero que compre castillos.

En mis sueños se respira música y se bebe tranquilidad. En mis sueños se piensa antes de hablar pues sabemos que ciertas heridas tardan en sanar.

En mis sueños las guerras son a caricias y besos, no a disparos y tormento. En ellos desaparece el silencio y se alcanzan los deseos.

En mis sueños saber escuchar es igual de importante que hablar y los amigos son reales, no de esos que a la mínima te dejan atrás.

En mis sueños las miradas hablan mientras el orgullo calla. En mis sueños retraso el alba para soñar que te sueño.

En mis sueños... solo siento, solo vivo, solo existo, solo... sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

no dudes en decir que te parece, que te hace sentir, que te hace pensar...