18 jun. 2011

Mi Camino

Solo tenía una estrella por rumbo
    cuando partí de mi hogar
dejando atrás la razón que te condenaba
    a ser un recuerdo imposible de alcanzar;
Caminé por senderos infectados de sombras,
    temores asediaron mi convicción…
más resultaron ser simples fantasmas
    que ardieron en la hoguera de mi amor.
Descansé después mi alma fatigada
    a la orilla de un rio de agua clara
mientras mi corazón por ti preguntaba,
    y se retorcía sin la mujer amada.
Mis piernas reanudaron la marcha
    para buscar alivio a mi corazón
y todavía hoy sigo caminando en busca de mi ángel…
    en busca de tu amor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

no dudes en decir que te parece, que te hace sentir, que te hace pensar...