30 dic. 2011

15 M

Ruge con fuerza un sentimiento,
se abre paso un pensamiento
que deja atrás las diferencias,
que pasa por encima de las mentiras
y destroza la falsa decencia
de quienes con ojos de hiena miran.
Tiemblan los cimientos
de los que separan la democracia del pueblo
defendiendo sus propios intereses,
absteniéndose de ser sinceros.
La gente ya no calla,
toca servir justicia cuando las plazas del mundo hablan;
y no habrá tiempo para el arrepentimiento,
será momento de las palabras.
¡Sal a la calle!
grita el mundo entero,
retumba el suelo al paso de una marea de gargantas
que hacen vibrar el recuerdo de tiempos
en los que otros ganaron lo que nosotros perder no queremos.
Son derechos, no barajas de cartas
a lo que apuestan nuestro dinero,
la ruleta de las necesidades gira y
siempre sale cero para un pueblo que casi no respira.
Por eso estamos aquí,
es la razón de que soñemos despiertos,
de que queramos cambiar esta sociedad
que carga con el peso
 de arquitectos de mentiras y ladrones de sueños.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

no dudes en decir que te parece, que te hace sentir, que te hace pensar...