6 mar. 2012

Don Nadie

Rasgo con afilados silencios
 Vestidos tejidos con palabras arañadas
  Por el paso de un tiempo indiscreto
   Para coserlo con el hilo de lo eterno
    Y ceñirlo a las miradas del mañana.


    Tan solo me arrepiento
   De no haber conseguido escribir tus silencios
  Ni revelar todos tus misterios…
 Acabe apuñalando mi deseo con dulces besos 
Convertidos en suaves versos.


Y ahora tiemblo cuando el eco de tu nombre
 Acaricia mi solitario oído
  Y me estremezco
   Con el sonido de tus suspiros…
    Te sueño despierto y te recuerdo dormido.


   Y desenredando mis pensamientos
  Te encuentro a la vuelta de esa esquina
 Donde en ocasiones me siento
Y simplemente veo pasar la vida.


Cuéntame a que saben todos los besos 
 Que has regalado al viento
  Y esos “te quiero”
   Que entregaste al aire;
    Cuéntame con que sueñan tu mirada 
Cuando tus ojos sucumben a los encantos de Morfeo,
 Dime si sueñas con este poeta de palabras huecas…
  Dime si sueñas con este humilde “Don Nadie”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

no dudes en decir que te parece, que te hace sentir, que te hace pensar...