17 may. 2013

Shhhhhh....


He oído miradas gritar tan alto
que harían enmudecer un millón de voces;
he escuchado corazones tararear melodías tan bellas
que hicieron a guitarras y pianos llorar;
he visto palabras abrazar tan sinceramente
que hicieron creer a brazos y manos que en comparación los suyos eran coces…
he sentido momentos tan preciosos,
preciados y valiosos que hicieron al dinero enojar
y he soñado versos tan honestos 
que sonrojarían a la mismísima realidad.

Y tú, que te preocupas por sueños de grandeza,
por riquezas ajenas que nunca te satisfarán…
Tú, que mercadeas con ilusiones de paja
y con espejismos que el alma enferman
pretendes darme lecciones de cómo progresar,
de cómo ser una persona de provecho,
una de esas personas de las que tú te puedas aprovechar.

Pero conmigo has mordido en hueso,
no trates de manejar mis pensamientos
pues se te ve venir de lejos
con esas intenciones de titiritero.
No sigas por ese camino, escucha lo que te digo:
nunca lograrás menospreciar esos sueños que tanto respeto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

no dudes en decir que te parece, que te hace sentir, que te hace pensar...