25 jun. 2013

Tercer intento

Puede que en el primer intento
no termines de entender lo que quiero decir,
que no seas capaz de ver la realidad que construir pretendo
al unir mis manos con las suyas,
al ver volar desde sus labios esa sonrisa hacia mí.
Tal vez sea demasiado simple lo que siento,
y sea por ello que no se entienda en este mundo tan complejo,
pero es la caricia de esa sonrisa lo que me anima a seguir
intentando ver el mundo reflejado en ese espejo
que para algunos nunca llegará a existir.


En el segundo intento te mostraré lo bello de ser libre:
lo ligera que vuela un alma sin atar
mientras juega con las arenas de su tiempo, y se ríe,
pues no tiene miedo de volver la vista atrás
ni intención de sentarse a ver como un sueño se extingue
porque así lo estimen oportuno los demás;
Te explicaré por que ni el cielo tiene límites
ni la realidad abarca necesariamente toda la verdad.


Respecto al tercer intento poco te puedo contar:
aun están en proceso algunos de sus versos,
todavía sin acentuar sus momentos y sin cerrar ese compás
que consiga que en un futuro suenen bien mis recuerdos.
Pero ten en cuenta una cosa, algo que nadie podrá negar:
mis pasos serán de mi vida el reflejo,
no lo que diga aquel, o lo que ese otro pueda llegar a pensar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

no dudes en decir que te parece, que te hace sentir, que te hace pensar...