7 abr. 2012

cosas sin sentido...

Cosas sin sentido
que palpitan en un corazón cautivo
de un ritmo perpetuo que acuna los sentidos
e inunda los pasillos
de cientos de sentimientos,
pequeños trocitos de vida que cuelgan de un hilo
mientras no sean escritos en un diario,
en esa hoja en blanco
en la que se transforma en poesía
lo que todavía ni he pensado.


Siento las miradas de un pueblo indignado,
veo lágrimas contenidas por inminentes desahucios
que no hacen sino acrecentar el desencanto
 hasta convertirlo en enfado.
Miles de gargantas claman por una democracia herida de muerte,
un sistema sin suerte,
un político inerte...
una igualdad fingida
que está condenada al fracaso,
una idea preconcebida
que no debe ver un nuevo ocaso.
Los fuertes se hacen los locos
y los locos se ponen al frente
de una legión omnipresente
con una fe que crea devoción,
 una idea tan fuerte
que ensancha el corazón del presente
y nos llena a todos de ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

no dudes en decir que te parece, que te hace sentir, que te hace pensar...